Inhibidores de frecuencia para prisiones

Evitar el uso de teléfonos móviles y mecanismos de comunicación en prisiones es una parte importante de la seguridad y la prevención contra el crimen.

Proselec suministra, instala y mantiene el Inhibidor de prisiones, un sistema exhaustivo de monitorización e inhibición de mecanismos de comunicaciones.

El Inhibidor de prisiones puede instalarse fácilmente y es seguro. Al funcionar sobre varias bandas de frecuencias, puede desactivar teléfonos móviles, teléfonos satélite, WiFi y otros mecanismos de comunicación.

Junto al sistema de grabación de teléfonos móviles, puede inhibir una prisión o edificio pero, al mismo tiempo, puede permitir que ciertos móviles funcionen normalmente.

El sistema inhibidor de prisiones de Proselec es apropiado para prisiones o edificios de seguridad para proporcionar protección contra el uso no autorizado de teléfonos móviles y otros mecanismos de comunicaciones.

Los inhibidores pueden instalarse sobre la pared o pueden ser independientes con una fuente de alimentación universal.

Con el sistema se suministrará una amplia gama de antenas eficaces para asegurar que la máxima energía posible se transmita hacia el área requerida. Estas antenas han sido diseñadas y fabricadas por Proselec y pueden suministrarse o instalarse como parte de una solución inmediata. También puede ofrecerse una batería opcional que proporciona una hora de funcionamiento, desconectado del suministro eléctrico. Una amplia selección de bandas de frecuencia se encuentran disponibles, dependiendo del país y el operador local. Cada inhibidor se controla completamente de manera remota por la aplicación de software de control CCI. Un registro de actividades de todos los eventos se almacenará en el ordenador de control central para su análisis.

El sistema Inhibidor de prisiones de Proselec está diseñado para su uso durante las 24h los 365 días del año en entornos hostiles. Su mantenimiento se realiza de manera virtual y puede ser manejado por personal no técnico.